Mar 31, 2017

Poesía colaborativa

Este curso participamos un año más en un proyecto eTwinning. Se titula "Aprendemos Jugando" y nuestro socio es el Istituto Comprensivo di Ripalimosani, en Italia. 




Pero lo que vengo a contaros hoy no son las tareas que llevamos a cabo en este proyecto de colaboración escolar europeo (podéis verlo en el twinspace del proyecto).

Hoy quiero compartir una tarea, sencilla pero que ha sido muy emocionante, por inesperada.  Durante todo el curso estoy desarrollando con mis alumnos un proyecto multidisciplinar (para trabajar todas las competencias clave mediante técnicas de aprendizaje cooperativo ) relacionado con la enseñanza del Holocausto en Educación Primaria. 

En ese marco, los chicos y chicas italianos de nuestro colegio socio  se han querido sumar a una de esas tareas y hemos recitado conjuntamente un poema de PRIMO LEVI, el célebre escritor judeoitaliano de cuya muerte se cumplen, en abril, 30 años.  " Si esto es un hombre" es un poema desgarrador, como lo es todo el testimonio de Primo Levi en su "Trilogía de Auschwitz", uno de los libros imprescindibles del siglo XX donde relata sus vivencias en el campo de exterminio.






Los alumnos españoles e italianos se han dividido en grupos y han recitado el poema en los tres idiomas: italiano, español e inglés.  El resultado lo mostramos en este Glogster, una herramienta excelente para trabajar de forma colaborativa que nos permite incluir imágenes, audios, vídeos, texto con una gran variedad y muy fácil de utilizar.

Es un ejemplo de que los proyectos eTwinning esconden caminos asombrosos que llevan a vivir experiencias educativas provechosas e inolvidables.







Mar 14, 2017

Colaborar y cooperar con eTwinning

No es la primera vez que escribo algo sobre el aprendizaje cooperativo. Junto al Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP) me han solucionado bastantes papeletas educativas que llevaban pendientes mucho tiempo. Aprendí junto a otros compañeros/as en el #CooperaMooc y colaboré hace poco con el @INTEF en una entrevista desde Directo Podcast de Gorka  Fernández (@gorkafm).

Sobre eTwinning, qué decir.  Desde que me embarqué en esa aventura colaborativa, allá por 2005, he vivido los mejores y más reconfortantes momentos de mis 30 años en la escuela pública. 





Hace unas semanas participé en la I Jornada de Reconocimiento a los Sellos de Calidad eTwinning 2016 a los maestros/as de la Comunidad de Madrid. Una acertada iniciativa para animar a los docentes que participan en proyectos de colaboración con otros centros escolares europeos y para dar visibilidad a la acción eTwinning.  

Tras una mesa redonda con la participación de alumnos/as y maestros/as llegó el turno de las preguntas.  Y una de ellas, muy acertada, se planteaba más o menos en estos términos: " los proyectos que presentáis me parecen muy interesantes pero cómo llevar a la práctica estos proyectos de colaboración en un aula de 30 alumnos/as".




Y esa pregunta, que todos nos planteamos alguna vez, merece una respuesta más larga.Es la que me ha llevado a escribir esta reflexión: porque a mi juicio la mejor (¿o la única?) manera es cambiar esa mirada, ese 1-30,  y comenzar a hablar de 1-5.  Mientras no baje el número de alumnos por aula (algo poco probable), mi apuesta, decidida y rotunda, es el aprendizaje cooperativo. Aprovechar el gran potencial que tiene el aprendizaje entre iguales. Cuando te planteas y diseñas las experiencias educativas desde la perspectiva de 1 (maestro/a)- 5 (alumnos/as), la cosa cambia. (Incluso, ahora estamos llevando a cabo otro modelo más eficaz aún:  2-5. Hablo de la presencia en el aula de dos docentes para trabajar en grupos de 5. La docencia compartida es todavía un mundo poco explorado que puede ser la solución a ciertas dificultades que se nos plantean cada día)

No es mi propósito hacer aquí y ahora un tratado sobre el aprendizaje cooperativo o el ABP. No me atrevería.  Hay mucho y muy bueno y grandes expertos de los que aprenderéis mucho más. Por citar uno, Fernando Trujillo (@ftsaez), y que el resto no se me enfade. Yo sigo siendo un alumno y tan solo intentaré conectar esa metodología con la participación en proyectos eTwinning. La colaboración y la cooperación de la mano, gracias a eTwinning. 

Tras una primera etapa en eTwinning donde había más trabajo paralelo de cada país socio, dimos un paso más y comenzamos a colaborar. Y trabajar en colaboración con otro socio europeo se plasma en crear grupos mixtos con niños/as de cada país socio y combinarlo con aprendizaje cooperativo en tu aula. Una mezcla pedagógicamente explosiva.  Resulta una experiencia muy recomendable y enormemente satisfactoria. Y menos complicado de lo que pudiera parecer. 

Para ello, hay algunas consideraciones que creo importantes:

1- A cooperar también se aprende. No se puede pasar de las filas de uno a trabajar en grupos (ni los alumnos, ni el profesor)
2- Es necesario cierto "entrenamiento" en cooperación y cierta "cohesión grupal" antes de adentrarse en escenarios más complejos.
3- Hacer grupos heterogéneos: de sexo, de competencia curricular, de nivel de ayuda (tanto la necesidad de ayuda como la capacidad de prestarla). No basta con sentarlos juntos y decirles que "trabajen juntos". Cooperar no es trabajar en equipo, quizá se acerque más el concepto de "equipos de trabajo". 
4- Dedicarle tiempo a diseñar tareas en las que los alumnos se necesiten para trabajar, porque sin la participación de todos no podrán lograr el objetivo final.
5-  Asegurarse de que las tareas permiten una participación equitativa de todos y cada uno de los alumnos, que ninguno se queda fuera ya sea por su mayor o menor ritmo de trabajo. 
6- Poner la ayuda como primera norma y condición para realizar cualquier tarea. No se trata de acabar el primero, de ser el mejor, ... aprender no es ninguna carrera. 
7- Los alumnos deben "vivir" los beneficios de colaborar y no solo "escuchar" sus bondades de nuestra boca. Y los beneficios son tangibles: entre otras cosas,  mejoran el rendimiento escolar, que no es poco. Seamos coherentes: nuestras formas de evaluar marcan profundamente qué y cómo aprenden nuestros alumnos. Diversifiquemos nuestra forma de evaluar y valoremos la cooperación como se merece. Solo así nuestros alumnos percibirán que es importante. 
8- Si de verdad creemos que el alumno es "protagonista de su propio aprendizaje" y que la metodología debe ser "participativa y activa", seamos valientes y que la innovación nos pille trabajando: que dejen de ser palabras vacías en las programaciones y se conviertan en realidad. Demos protagonismo al alumno, que tomen decisiones, escuchemos sus propuestas.  Existen multitud de herramientas que facilitan la colaboración entre los grupos de centros escolares separados por miles de kilómetros. Participar no es solo "estar invitado". Es, sobre todo, tomar decisiones, implicarse, decidir. ¿No queremos que nuestros alumnos sean autónomos? ¡Cómo lo van a ser si siempre les decimos (nosotros o nuestro libro de texto) qué y cómo tienen que hacer las cosas!
9- Combinar estratégicamente los grupos del aula con los grupos mixtos del proyecto eTwinning. Aprovecharemos así lo que cada uno puede aportar. Es así como la diversidad es un valor enriquecedor. 
10- Elegir cuidadosamente herramientas que faciliten la colaboración. Un proyecto eTwinning no es mejor porque sea más largo, más complejo, con más socios, o con maravillosas aplicaciones TIC... un proyecto eTwinning es mejor, es de calidad, simplemente, si es eficaz. Si logra sus objetivos. 

Es cierto que la Educación nada contracorriente. Una sociedad cada vez más competitiva e individualista cuaja  mal con una escuela cooperativa. Y no, no me vengan con el discurso del "esfuerzo" y de la nota por encima de todo y de todos. No hay ninguna controversia. El aprendizaje cooperativo exige esfuerzo, individual y grupal; exige responsabilidad, individual y grupal; exige sacrificio, estudio, dedicación... pero también ayuda, respeto, tolerancia.  Claro que los alumnos tienen que aprender a trabajar solos pero  no es baladí la forma en que lo hagan. Y juntos se aprende más y mejor. Porque, querámoslo o no, somos Comunidad. Vivimos juntos, crecemos juntos, nos educamos juntos, aprendemos juntos. Lo de que la interacción social es el motor del aprendizaje es algo que ya nadie discute aunque nos cueste llevarlo al aula. Pues eTwinning nos facilita la tarea: colaboración y cooperación es un mismo paquete. 


Veamos una actividad concreta. 

Nos situamos en un proyecto eTwinning, titulado "Los colores de la vida", un paseo por las etapas vitales (infancia, juventud, madurez, vejez) y la reflexión sobre algunos valores humanos imprescindibles. En él participamos tres centros educativos, dos de Primaria (Italia y España) y uno de E.Infantil (Portugal) y ha recibido los sellos de Calidad Nacional en cada uno de los países socios y el Sello de Calidad Europeo.





Una de las  tareas colaborativas consiste en crear un cuento a partir del visionado de un vídeo, muy popular en Internet, titulado ¿Qué es eso?. Nos habla del trato que damos a nuestros mayores (un tema que da para varias entradas en el blog, me temo).

Los alumnos italianos realizan los dibujos y los españoles redactan el texto, los chiquitines de Portugal cantan.  Pero no solo se trata de un trabajo paralelo. Los grupos deben consensuar y tomar decisiones (sobre los dibujos y los textos, antes de crear el producto final y rectificar lo que crean necesario) para lo que usan las herramientas que eTwinning pone a nuestra disposición (el Twinspace del proyecto): chat, videoconferencia, mensajería interna, diario de proyecto, foro...

En el aula del grupo español,  los alumnos trabajan en grupos de 4. Enfocamos la tarea con un patrón individual-pareja-grupo, siguiendo la técnica cooperativa 1-2-4. 
Una vez recibidos los dibujos de nuestros socios italianos, cada alumno español redacta de forma individual un texto para cada dibujo. Lo pone en común con su pareja y acuerdan un texto mejorado. Una vez terminado, se ponen de acuerdo con la otra pareja para consensuar un solo texto del grupo de 4. 
Después, en el grupo-aula, cada grupo expone mediante su portavoz,  su propuesta y, entre todos, guiados por el profesor, se decide un único texto con aportaciones de todos: una palabra más acertada, un sinónimo más descriptivo, un adjetivo preciso, una construcción de la oración más clara, una corrección ortográfica, un texto más coherente..

Usamos un simple registro que permite leer el texto individual, el texto en parejas y el texto final y las modificaciones y aportaciones de cada uno. 
Durante el proceso de lectura y escucha de cada propuesta, para asegurar que todos participan,  los alumnos dejan el lápiz en la mesa (como en la conocida técnica "lápices al centro"), en un gráfico que tienen sobre la mesa a modo de recordatorio. El controlador del grupo supervisa que así sea: 



Este es el producto final, subido a Calameo.





Leer más publicaciones en Calaméo


Y para terminar, ya me alargué demasiado, añado: ni eTwinning ni el aprendizaje cooperativo pueden ser un extra, un entretenimiento que hacemos un ratito esos días que no sabemos qué hacer y tenemos que improvisar.  Tanto el proyecto eTwinning como la metodología cooperativa deben estar (se puede y se debe) integradas en nuestro trabajo cotidiano, en el currículo, en nuestras programaciones. El éxito del proyecto se comienza a plasmar en su propio diseño inicial. 


Para saber más


Proyecto ¿Conoces este cuento? Premio Europeo eTwinning 2014 en categoría de promoción del español 
Portal  eTwinning España
Portal eTwinning Europa

Nota: 
En el mes de abril se han convocado CURSOS PRESENCIALES sobre eTwinning en todos los CTIF de Madrid.  Tres días, con 1 crédito de formación, para aprender con eTwinning en talleres práctico-teóricos impartidos por embajadores eTwinning (maestros/as con experiencia en proyectos de calidad). 
Yo os espero en Madrid Capital, los días 18, 19 y 20 de abril. Inscripciones hasta el 11 de abril. Las plazas son limitadas, así que no te lo pienses mucho.  (ver ficha de del curso)

Feb 28, 2017

Reconocimiento eTwinning

Hace tan solo unas horas ha terminado la I Edición de Reconocimientos de los Sellos de Calidad eTwinning 2016 a docentes de la Comunidad de Madrid.  Una jornada intensa, emocionante y muy provechosa que ha tenido lugar en el IES Beatriz Galindo de Madrid y compartida por Twitter con el hashtag #eTwinningMadrid

El objetivo de este acto era doble: por un lado, reconocer a los docentes que han obtenido Sello de Calidad en 2016 en la Comunidad de Madrid.  Se han entregado Diplomas, tanto al docente como al centro escolar, siendo recogido por un alumno en representación del grupo. La entrega la realizó, por vez primera, el Consejero de Educación, Rafael von Grieken, y la Viceconsejera, Cristina Álvarez. El hecho de que las "altas esferas" educativas tengan estas iniciativas es un buen indicador de la fuerza que está tomando la acción eTwinning y ha sido un hecho importante para la Comunidad Escolar: alumnado, docentes, directivos, familias... la repercusión en todo el centro educativo creo que ha sido muy relevante. 
El segundo objetivo era mostrar el potencial eTwinning. Y para ello se planificaron varias mesas redondas: una con embajadores eTwinning, otra con equipos directivos y otra con la presencia de docentes y alumnos. 

Personalmente, ha sido un placer poder participar en esta jornada y, en especial, hacerlo en compañía de mis alumnos: Yasser y Jordi y poder escuchar a otros chicos y chicas compartir su pasión por eTwinning.  Gracias chavales por hacerme, hacernos aseguraría yo, sentirnos orgullosos de ser maestros/as.  La voz de los alumnos en actos de difusión son un elemento imprescindible y muy enriquecedor para todos. 








Además de recoger el Diploma concedido como reconocimiento de la Comunidad de Madrid al  Sello de Calidad Europeo obtenido por nuestro proyecto "Los colores de la vida", en representación del CEIP Ventura Rodríguez, de Ciempozuelos (Madrid) hemos participado en la primera mesa-redonda, moderada por MªÁngeles Heras (Subdirección General de Formación del Profesorado)  titulada  ¿Por qué eTwinning? junto a  estudiantes y maestros de otros centros educativos:
  • Estíbaliz de Miguel y Cristina Madrigal - IES Juan de Mairena (San Sebastián de los Reyes).
  • Moisés García y Rubén Carretero -IES Prado de Santo Domingo (Alcorcón).


Y ¿Por qué eTwinning?

Como docente, eTwinning porque:

  • facilita situaciones auténticas de comunicación con niños/as de otros países europeos, en cualquier idioma, también en español
  • contribuye a trabajar con metodologías activas: en mi caso, el ABP y el aprendizaje cooperativo, algo que contribuye a un aprendizaje eficaz, duradero y significativo.
  • ayuda a diseñar tareas multidisciplinares trabajando todas las competencias básicas, porque sabemos que las competencias no se pueden lograr desde un único área.
  • permite motivar a los alumnos/as (y a los maestros, por qué no decirlo)  y procurarles un espacio auténtico de participación, que la "metodología activa y participativa" y  que "el alumno sea protagonista de su propio aprendizaje"  dejen de ser frases bonitas en una programación y se conviertan en realidad.
  • abre una  puerta a la participación de las familias en proyectos compartidos.
  • es una forma de incorporar las TIC  en proyectos innovadores en una plataforma accesible, sencilla, fiable, segura y muy versátil por la cantidad de herramientas disponibles, tanto de comunicación como de colaboración.
  • es una oportunidad para abrir la escuela a Europa y al mundo; una Europa que necesita nuevos impulsos para consolidar su identidad y los valores compartidos de solidaridad y respeto a la diversidad.


Pero mira por donde, llega un chaval y te resume en una frase todo lo que tú pretendes explicar con mil argumentos. Que ¿Por qué eTwinning? No hay mejor explicación: 



Gracias a la organización, a la Consejería de Educación, al Servicio Nacional de Apoyo eTwinning, al INTEF  y a todos los asistentes: ponentes, maestros y maestras, equipos directivos, embajadores eTwinning, familias, y, muy especialmente, a los  alumnos/as porque,  vosotros sois la razón de ser de todo esto. . 

Gracias eTwinning por ayudarnos a construir la escuela que queremos ( y que tanto necesitamos).

Jan 6, 2017

Citas educativas 2017

Comienza un nuevo año.  Un año es mucho tiempo para llenarlo de felicidad, así que, mejor que desearos "Feliz Año", será esperar  que esos momentos de felicidad inunden estos doce meses y que nos ayuden a sobrellevar esos otros momentos, menos felices pero que también forman parte de nuestra vida y nos hacen valorar aquellos otros. 

El curso escolar sigue su marcha y tras Halloween y la Navidad, se asoma por el horizonte el Carnaval justo antes de la Semana Santa.

Ante tanto "evento" (no añado "educativo" para no pasarme de generoso), comparto algunas fechas que podrían servirnos para tratar en la escuela. Seguro que con alguna de estas nos será más fácil llegar a un consenso: 

1-Este mismo mes, el día 27 de enero se celebra el Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto y Prevención de los Crímenes contra la Humanidad. Un tema que desde hace poco se incluye en el currículo educativo tanto en Primaria como en Secundaria. Una oportunidad para hablar de Derechos Humanos y valores democráticos como la tolerancia, la justicia y la igualdad y para no olvidar un hecho histórico que nos ha legado para la Humanidad una de las páginas más abominables y vergonzosas que se pueda escribir jamás. En nuestra clase ya hemos comenzado, trabajando con la leyenda de los niños del gueto de Lodz, Polonia.



Por cierto, hoy mismo, nos hemos despertado con la noticia de la muerte de José Alcubierre, el niño del campo de Mauthausen.


2- el 30 de enero es ya tradición celebrar el DENIP: el Día Escolar de la Paz y la No Violencia, conmemorando el asesinato del Mahatma Gandhi, en 1948.  Pero, como dije ya en otra reflexión el año pasado, es buen momento, más allá de las "palomas", para hablar de la crisis humanitaria de los refugiados, del acoso escolar o  de la violencia machista contra las mujeres, que ya en este nuevo año, se ha cobrado la vida de 3 mujeres. Temas que no pueden faltar si hablamos de Paz y No Violencia. 




3- Hace 50 años, el 2 de marzo de 1967 murió el novelista, dramaturgo y ensayista miembro de la Generación del 98, José Manuel Ruiz,  Azorín y, antes,  el  21 de febrero será el momento del bicentenario del nacimiento del autor de Don Juan Tenorio, José Zorrilla. 





4- Hace 80 años, el 26 de abril de 1937, la Legión Cóndor alemana bombardea la ciudad vasca de Gernika, todo un símbolo de la guerra y la destrucción. 
Buen momento también para hablar de Picasso y de su famoso cuadro que se expone ahora en el Reina Sofía. 



5- Una cita ineludible. El año 2017 se ha señalado como "Año Miguel Hernández" ya que se celebra el 75  aniversario de su muerte, el 28 de marzo de 1942. ¡Qué mejor momento para recordar al inolvidable poeta alicantino!. Nosotros lo haremos desde nuestra wiki, ciempoemasdemiguel






6- 2017 es el año de Ventura Rodríguez, celebramos el 300 aniversario de su nacimiento, en Ciempozuelos en 1717. Nuestro Ayuntamiento tiene preparadas algunas actividades, a las que creo que deberíamos sumarnos ya que no solo nuestro centro está en esta localidad sino que lleva el nombre del arquitecto. Pero el evento tiene suficiente entidad para ser celebrado en cualquier parte de España y recordar al artista de cuya mano salieron la Cibeles, Neptuno, el Palacio de Liria en Madrid, el Palacio del Infante don Luis en Boadilla del Monte o la capilla del Pilar en Zaragoza.




7- También este año conmemoramos el nacimiento, el 1 de febrero, de José Luis Sampedro. No solo un escritor y economista esencial sino una persona que merece la pena recordar y que nos dejó hace tan solo 4 años.  En 2010 el Consejo de Ministros le otorgó la Orden de las Artes y las Letras de España por «su sobresaliente trayectoria literaria y por su pensamiento comprometido con los problemas de su tiempo»



8- Si queremos remontarnos más lejos podemos hablar de qué significa esa "defensa numantina" con la  que ayer mismo un comentarista deportivo calificaba la defensa de un equipo de fútbol. Este 2017 se celebra el 2150 aniversario del final de las guerras numantinas.



Y, como todos los años, no nos olvidemos todos esos otros días que sirven para abrir las puertas del aula a otros contenidos. Por ejemplo, el 8 de marzo con el Día Internacional  de la Mujer (ya compartí algunas posibles tareas para tratar el tema de la discriminación de las mujeres); el 21 de marzo, donde coinciden el Día Mundial de la Poesía y el día del Árbol (nos lo ponen fácil) o, el ya tradicional, Día del Libro, el 23 de abril .

Y para terminar, una breve reflexión sobre estas "celebraciones". Creo que la inclusión de tareas con motivo de esos "días especiales" puede ser una OPORTUNIDAD para potenciar la labor educativa integral, puede ser un forma de motivar al alumnado (y al profesorado) para salir un momento de ese excesivo y abrumador currículo sin llegar a salir del todo porque pueden trabajarse de forma multidisciplinar y abarcando diversas competencias básicas al mismo tiempo; un momento para crear espacios de participación de toda la Comunidad Educativa, una ocasión para el trabajo cooperativo del alumnado (no solo dentro del aula, también del trabajo colaborativo entre alumnos/as de diferentes niveles y/o etapas educativas; es decir un momento de encuentro entre compañeros/as de centro).  Acontecimientos, fechas y personajes que pueden aportar un valor añadido a nuestra tarea cotidiana. 
Eso sí, no deben convertirse en una cita obligada y vacía de contenido que se "conmemora" por mero trámite de manera repetitiva año tras año pero sin significado educativo alguno ni, por supuesto, nunca puede ser una manera de sustituir el trabajo diario que debemos llevar a cabo sobre la convivencia y los valores democráticos que compartimos y defendemos: la solidaridad, la tolerancia, la igualdad o el respeto a los derechos humanos. 

Seguro, que muchos de vosotros y vosotras tenéis muchos más momentos que podemos aprovechar en nuestras clases para trabajar competencias, ampliar el horizonte cultural de nuestros alumnos y abrir el aula porque siempre hay vida más allá de los libros de texto. Cualquier propuesta será bienvenida. 

Dec 21, 2016

Una visita inesperada: recuerdos eTwinning


Este año participo en un nuevo proyecto eTwinning. ¡Han sido muchos desde que me embarqué en esta aventura, allá por 2005, cuando el Programa de colaboración entre centros escolares europeos comenzaba a dar sus primeros pasos!


En este tiempo ha habido de todo. Experiencias "memorables", como le gusta decir al maestro y amigo Fernando Trujillo (@ftsaez), y momentos para olvidar. Entre los primeros, cómo no recordar aquellos proyectos reconocidos con los Sellos de Calidad Nacional o Europeo y, por supuesto, el inolvidable viaje a Bruselas para recoger el Premio Europeo eTwinning en la categoría de promoción del español, en 2014. 




Pero también ha habido dificultades. Socios que no responden, tareas que se complican, proyectos que no terminan de echar a andar o que concluyen casi antes de empezar. Es parte del aprendizaje, así que no renuncio a ninguno de ellos. Todos me han servido para mejorar en las tareas que propongo a mis alumnos/as y a crecer como docente aprendiendo y disfrutando en proyectos compartidos que aportan motivación y diversión pero, a la vez, sirven como ligazón para integrar las competencias básicas, para lograr un aprendizaje significativo desde situaciones auténticas de comunicación (no siempre en inglés, también en lengua castellana) y para abrir las puertas a la participación auténtica del alumnado porque son ellos los que toman decisiones mediante trabajo cooperativo aquí y en colaboración con sus "compañeros/as" de los países socios, "allí".

Hubo un tiempo que yo también hablaba del bajo rendimiento de los alumnos, me quejaba a diario de resultados insatisfactorios, de la pasividad y la ausencia de pensamiento crítico y autonomía de los niños y niñas; de las dificultades de nuestro trabajo cotidiano, del cansancio en la búsqueda de una manera de incorporar nuevas metodologías convencido del daño que produce ese desfase metodológico y pedagógico. 

Pero con eTwinning hubo un antes y un después. Constatamos que la interacción y la colaboración son el motor del aprendizaje; que esa "pedagogía del encuentro" tiene ventajas y beneficios, para el alumnado, para los docentes y para el propio centro escolar. El aula, o es un espacio de comunicación,  o no es nada. eTwinning pone a disposición del docente una herramienta poderosa con múltiples posibilidades que cada uno puede aprovechar ajustándola a las necesidades de su alumnado. 

Nuestra aula nos parecía pequeña para 27 niños y niñas. Pero con eTwinning, bajo esas cuatro paredes, caben muchos más compañeros y compañeras. Este año somos 64. Nuestro "cuaderno" de trabajo se llama Twinspace, una potente herramienta donde se desarrolla todo el trabajo escolar: desde la reflexión y aportación individual a las tareas colaborativas, además de ser un espacio de comunicación mediante chat, videoconferencia, forum o el diario de proyecto. Y todo ello, en un entorno virtual absolutamente seguro. 

eTwinning ayuda a dar respuestas a las necesidades del alumnado, mejora la eficacia en la atención a la diversidad, posibilita la puesta en marcha de proyectos compartidos por toda la Comunidad Educativa (¡qué dificil a veces encontrar espacios de participación para las familias y  entorno cercano!), hace posible desarrollar las competencias básicas de manera integral,  mejora la oferta educativa del centro escolar para una educación de calidad y equidad y constituye una ventana abierta a Europa y al Mundo.

eTwinning es una de las respuestas más eficaces ante los retos educativos que se nos plantean en este siglo XXI. Tenemos el desafío de dotar a nuestros alumnos/as de herramientas útiles y funcionales; de nuevas habilidades, destrezas, conocimientos y competencias con las que enfrentarse a las demandas laborales, económicas y profesionales de una sociedad intercultural y globalizada en un futuro que es difícil de predecir. 


Estos 10 años me han dado la posibilidad de compartir ideas y experiencias con muchos compañeros y compañeras de toda Europa, de aprender y crecer profesionalmente mediante una actualización didáctica constante y útil con un reflejo en mi trabajo diario en el aula: Seminarios, Encuentros, Grupos de Trabajo, Cursos...

Si conoces eTwinning ya  lo sabrás; en caso contrario, debes saber que en eTwinning "keep calm; you never walk alone". La familia eTwinning es cada vez más numerosa y nos llevamos muy bien. Desde los grupos en redes sociales, desde la Red de Embajadores o desde el mismo Servicio Nacional de Apoyo encontrarás toda la ayuda necesaria, tanto técnica como pedagógica para lanzarte a iniciar esta aventura. 


 Y, por qué negarlo, me ha proporcionado diversión y entusiasmo, algo que, por lo visto, escasea hoy día en nuestras aulas;  me ha dado la satisfacción personal de constatar la mejora de mis alumnos/as y compartir con ellos ese viaje personal, a la vez divertido y emocionante. Satisface reencontrarse con antiguos alumnos/as y escucharles hablar de eTwinning, de cómo vivieron esos proyectos, los recuerdos que guardan y para qué les ha servido. 



Hoy, al salir de clase, he tenido una visita inesperada. Y en la mirada de esos jóvenes (¡qué deprisa han pasado esos 10 años!) cualquiera hubiera podido leer al instante lo que yo he tenido que explicar con tantas palabras. 

Gracias, chicos y chicas, por traerme a la memoria,  durante unos minutos,  esos recuerdos y por contagiarme, una vez más, vuestra ilusión y vuestro entusiasmo. Que no falte. 



Aprovechando estas fechas os dejo las tarjetas navideñas de los chicos y chicas italianos y españoles que han creado conjuntamente, en el proyecto que tenemos entre manos Aprendemos Jugando.
¡Felices Fiestas a todos/as!









Dec 18, 2016

¿Qué notas?

Llega diciembre y, además de la Navidad,  es tiempo de notas escolares. Y lo digo intencionadamente: es tiempo de "notas escolares" porque el tiempo de "evaluación" se debería dar durante el desarrollo de las tareas en el aula (y fuera de ella) a lo largo de todo el trimestre. La evaluación no es una estación de llegada. Solo la evaluación que acompaña al alumno/a en su tarea cotidiana le es útil para reconducir sus esfuerzos para lograr el objetivo planteado. Pero seguimos separando el tiempo en el que se enseña (y por lo visto, se aprende) y el tiempo en el que se demuestra que se ha aprendido (al final de cada trimestre, justo antes de los periodos vacacionales de Navidad, Semana Santa y verano).
Y digo intencionadamente "notas escolares"... para los alumnos porque, por lo visto, no es tiempo de notas escolares para la acción docente ni para la acción familiar, inseparables del proceso de aprendizaje de nuestros alumnos/as.




Ante las notas, me rindo.  Llevo casi 30 años de docencia y no soy capaz aún de reducir lo que mis alumnos/as aprenden o no aprenden a una nota numérica. Seré así de torpe pero en esto no "progreso adecuadamente".  Pero es lo que toca, por lo visto. Ni las autoridades educativas (con una ley absurda que limita la enseñanza a entrenar para pasar pruebas externas y superar estúpidos e innumerables estándares), ni los medios de comunicación (que nos PISAn continuamente con sus titulares), ni muchas familias (que siguen confundiendo "aprobar" y "saber"), ni muchos docentes (que convierten las sesiones de evaluación en un simple intercambio de notas) parecen tener ningún interés en evaluar. 

La evaluación no es solo  comprobar los resultados de la actividad de los alumnos/as. Debería ser un instrumento de intervención educativa. ¿De verdad los docentes utilizamos la evaluación como una herramienta para reconducir nuestra acción en el aula e introducir mejoras en nuestra práctica escolar? Oigo hablar poco de eso en estos días finales de trimestre. 

Este es el boletín de notas que recibe un alumno/a en Madrid, con el sistema informático SICE:

¿De verdad esto puede resumir el aprendizaje de un alumno durante un trimestre? Reducimos toda la actividad de un alumno/a durante tres meses a un 5, un 7 o un 8.  Afortunadamente, han tenido el detalle de dejar un "espacio" para las observaciones del tutor. ¿No lo has visto? Fíjate bien, está al final, señalado de color amarillo.  No sé si me dará para un simple "Feliz Navidad".
¿Ahí debo incluir todas mis observaciones sobre el aprendizaje?  ¿Cómo detallar ahí los puntos fuertes de ese niño/a o sus debilidades, sus logros y sus dificultades,  su grado de adquisición de los contenidos, su desempeño de las competencias básicas, sus progresos o limitaciones, su actividad y participación en el aula, su interés, atención y curiosidad por aprender, su manera de colaborar y relacionarse con sus compañeros/as,  su comportamiento en el aula, su ritmo de trabajo, su autonomía o su dependencia del profesor, las estrategias que sigue ante una tarea, su afán de superación o su iniciativa... y tantas y tantas cosas que como tutor debo evaluar? 

No voy a alargarme hablando de la diferencia entre "evaluar" y "calificar", mucho y muy bueno se ha escrito ya sobre ese asunto.  No voy a detenerme mucho más en diferenciar "aprobar" y "saber", ni ahondaré en lo que  Salva Rodríguez  llama "aprendizaje fingido", en una expresión acertadísima, o en la diferencia que marcan esas notas entre "buenos y malos" o peor aún entre "listos y menos listos"; no hablaré de la falta de fiabilidad y validez de muchas pruebas que ponemos los maestros, de muchos exámenes que miden los conocimientos que pueden medirse pero no lo que el alumno "aprende" en su sentido más amplio; no hablaré de unos métodos de evaluación que transmiten una forma de entender el aprendizaje muy perjudicial (memorizar y volcar ese contenido lo más parecido posible al original como garantía de éxito). ¿Hablamos del grado de "incertidumbre" que tienen las notas?, quiero decir, ¿hasta qué grado no influyen en las notas nuestras impresiones subjetivas, nuestras expectativas, nuestras decisiones en el día a día en el aula..? No todo en la nota depende del alumno, buena parte de ella no refleja la acción del alumno sino la nuestra. 

Creo que las notas en Primaria son un obstáculo para el aprendizaje porque se colocan como meta de toda tarea educativa. Y no son la meta, deberían ser una herramienta.  El boletín, ese boletín, no aporta ninguna información útil a las familias sobre el proceso de aprendizaje (¿un proceso reducido a un número? ¿así saben las familias como "va" su hijo/a en el colegio?) y a mí, como tutor, me plantea un problema al rellenarlo. Y sobre todo, no le sirve al alumno/a para nada: sean buenas o malas las calificaciones no le indican el camino a seguir,  los cambios a realizar, las estrategias a desarrollar para lograr vencer los obstáculos... (algo más concreto que "estudia más", "esfuérzate más", "tienes que mejorar"...). 

¿Qué propongo?

Dos cuestiones sencillas:

1- Hacer una evaluación más diversa, como diversos son nuestros alumnos/as, sus intereses y necesidades y sus ritmos de trabajo. Para ello, a mí me funcionan las rúbricas de evaluación (ver final del post) y el portfolio. Con las rúbricas los alumnos pueden orientar sus esfuerzos a lograr la máxima puntuación porque los criterios son claros y objetivos. El portfolio constituye una "mochila" completa con la que contemplar la tarea de cada niño/a en su totalidad: sus progresos y sus dificultades. Y es un elemento esencial para la autoevaluación ( tan importante para lograr un aprendizaje eficaz).En él se incluyen todas las producciones del alumno/grupo: cuadernos, textos finales y bocetos, pruebas escritas,.... Al final de cada mes se realiza una valoración del trabajo realizado (seleccionado qué materiales serán objeto de evaluación ya que la cantidad es enorme y no todo se evalúa, solo lo más significativo, es decir, aquello que refleje una verdadera mejora ya sea en rendimiento, en procedimientos empleados o en funcionamiento y eficacia del grupo.

2- Eliminar las notas numéricas en Primaria. No sirven para lo que dicen que sirven. Así de claro. En todo caso, si tanto miedo nos da, eliminarlas durante el curso y anotarlas al final  en las Actas de Evaluación que nos indican si promociona o no de curso. Pero, al menos,  durante el curso cambiarlas por valoraciones cualitativas que les ayuden a mejorar su aprendizaje. No es ciencia ficción. Muchos países europeos ya lo hacen así (no solo la maravillosa Finlandia).

Y ya que estamos cambiar la manera de informar a las familias, eliminando ese boletín y cambiarlo por un informe más completo.

Yo utilizo este, con todas las imperfecciones que pueda tener. Pero de momento me sirve y lo envío una vez al mes. Y lo adjunto al ridículo "boletín" que nos imprime el SICE. Es una simple tabla con varios espacios en blanco que me permiten explicar razonadamente cada una de mis decisiones. El alumno se autoevalúa con las rúbricas y con un registro de datos (por ejemplo, de los cuadernos, como explico al final de esta reflexión)







Dicen que la forma de evaluar de un centro escolar dice mucho sobre qué y cómo aprenden sus alumnos/as. Quizá sea hora de dar un paso al frente.

Titulaba esta reflexión ¿Qué notas?. Pues noto una extraña sensación de amargura y de impotencia. Una sensación de no ser justo y de "cumplir" con ciertas "normas", que en realidad no lo son, incoherentes con lo que pienso y lo que siento. No son normas, son decisiones que tomamos o dejamos que otros tomen por nosotros sin cuestionarnos por qué y para qué. 


Para saber más






anexo

Estas son algunas de las rúbricas que utilizo en clase.






Esta es la guía que utilizamos para valorar el trabajo en los cuadernos de trabajo:
Consta de 15 items. Cada alumno marca con X la casilla correspondiente y el profesor también. Se analiza la visión de cada uno conjuntamente y se anota la puntuación. Suponen un 30% de la nota final.


Cuadernos by javier on Scribd







Rúbrica de trabajo en equipo



Rubrica Trabajo en Equipo by javier on Scribd (no está elaborada por mi pero desconozco al autor, la utilizo actualmente hasta que construyamos una rúbrica propia más acorde a nuestra metodología)




En algunas materias, como en Matemáticas, los alumnos disponen de una guía de contenidos mínimos y de objetivos a lograr en esa unidad didáctica.






Dec 5, 2016

Despedida

Hoy es 5 de diciembre. Prefería escribir sobre Fritz Lang, director de cine que nació un día como hoy en 1890.  Es más, hoy la palabra que me viene a la cabeza coincide "causalmente" con el título de una de mis películas favoritas: FURIA.

(fuente:wikipedia)

Ya es paradójico que me sienta así, como Spencer Tracy,  el día que termina el #ConvivenciaMooc.  ¿Cosas del destino? No lo creo. Por eso hablo de "causalidad" y no de casualidad.  

Ya comenté en este blog mi opinión sobre este MOOC que ha lanzado Educamadrid. Otros muchos compañeros/as han expresado en redes sociales sentimientos y opiniones similares.  No voy a repetirme. Tan solo me gustaría hacer una breve valoración. Es lo que toca ¿no?

Según leo en la Guía Didáctica los objetivos que se planteaban eran:





No están mal ¿verdad?. Teniendo en cuenta que el curso duraba justamente 4 semanas (desde 7 noviembre a 5 diciembre) y se supone que tenía  "un total de 50 horas de trabajo" , ¿no les parecen unos objetivos un "poquito" ambiciosos?  ¡Ojalá en el gimnasio consiguiéramos, al menos, la mitad de nuestros objetivos en 4 semanas! Pero no. Los hechos son tozudos y se empeñan en llevarnos la contraria.

¿De verdad cree usted, Sra.Educamadrid, que ha logrado conseguir esos objetivos? Le aseguro que en una P2P  no lograría ni el 10% , ¡ ni con la mejor rúbrica que sea capaz de imaginar!

Supongo que como alumno "aprobado" debería estar dando saltos de alegría y no sentirme furioso. Pero no. ¿Será porque distingo perfectamente la diferencia entre "aprobar" y "saber"?  Cualquier docente que lea esto comprenderá a la primera de qué estoy hablando. No insistiré. 

En fin, me siento furioso porque creo que en gran parte tenía razón (solo en parte, lo sé y me alegro). Y me hubiera gustado no tenerla.  Sinceramente,  no creo que el "curso" exprés haya servido para los objetivos que perseguía:

- en mi centro hemos participado varios docentes y no ha contribuido a la mejora del clima escolar. Era y sigue siendo, 4 semanas después, bastante satisfactorio. Para eso trabajamos día a día los maestros y maestras de un Claustro comprometido con su labor docente. 
- no me considero, un mes más tarde, más experto para  "detectar causas y ofrecer respuestas" ante el acoso escolar. 
- Debate sí ha generado, eso no lo puedo negar. Pero admitamos también que ha generado controversia: dificultades en la corrección y en el manejo de las TIC y redes sociales (que se presupone que debemos todos dominar), tareas poco definidas, tratamiento superficial de algunos contenidos en los que es imposible  profundizar, lenguaje a veces confuso y contradictorio, un caos informativo con una ingente cantidad de información para leer, investigar, analizar, compartir...Seguro que mucha de esa información, en algunos casos muy útil e interesante, se ha perdido en ese maremágnum. Una lástima, porque muchos compañeros y compañeras están haciendo excelentes prácticas en sus centros.  
- ¿Tomar conciencia? La inmensa mayoría de los docentes, por no decir todos,  estamos concienciados de la importancia de la convivencia y del desafío que supone la lucha contra la desigualdad y el maltrato: desde el insulto a la agresión física pasando por el rechazo o el aislamiento. No tengo más conciencia que el día 7 de noviembre. 
- Sobre "SociEscuela" prefiero no opinar. Ya lo hice y estando furioso no sería buena idea.



Tal y como dije la otra vez, lo mejor ha sido el intercambio de ideas, reflexiones  y experiencias  con otros compañeros y compañeras. 

Pero yo, personalmente, no me siento bien. Ya sé que será cosa mía. Será que me hago mayor y me toca hacer de "pitufo gruñón". Pero les aseguro, que muchos compañeros y compañeras han vivido este MOOC agobiados,  como una carrera de obstáculos, y sé de lo que hablo porque los he tenido muy cerca. Y la esencia de un MOOC no es  eso, es  todo lo contrario.  Por cierto, lo de las "50 horas" no voy siquiera a comentarlo. Atrévanse a preguntar por las redes a ver qué les parece. 

Así que, para terminar, y por mi parte, Sra. Educamadrid usted no certifica.  No le doy crédito. 

Hoy es 5 de diciembre. Un día como hoy, hace tres años, murió  Nelson Mandela. Dejemos la furia y reflexionemos sobre palabras de convivencia y respeto.